La razón de conocer a alguien en un viaje

«No conocemos gente por accidente, se cruzan en nuestros caminos por una razón» Y esa razón puedes llamarla destino, situaciones de la vida, oportunidades, una historia que ya esta escrita, sea cual sea la razón es algo inexplicable y personalmente creo en que no solo la gente llega a nuestras vidas por alguna razón, sino también ciertas cosas y circunstancias de la vida que sin importar la decisión que tomes, te llevara a vivir ese momento, un momento inevitable que debe suceder por alguna razón. Bienvenid@ nuevamente, y si estas leyendo esto te invito a retomar las anteriores partes de la historia, dicho esto todo continua en una ciudad llena de cultura y de gente que recordaré toda mi vida, esa ciudad se llama Olympia. Para saber un poco más de esta ciudad y los lugares que puedes conocer, también puedes leer Los 6 mejores lugares en Olympia y Seattle. Nunca he sido esa persona extrovertida que hace amigos tan fácil y que tiene un circulo social gigante, mas bien me considero como alguien que le gusta «escoger» a sus amigos y saber que la amistad perdurará por largos años sin importar cuan lejos nos encontremos, siempre hay esa pequeña posibilidad de un reencuentro porque como dije las cosas pasan por algo y aquí en Olympia llegue a conocer a gente tan valiosa que hasta ahora sigo en contacto.

Experiencia única

Después de un tiempo, tienes suficiente de este tipo de experiencias para crecer y apreciar que todas las personas con las que te relacionas son importantes para tu vida de alguna manera, así que le prestas más atención. Busca más oportunidades para conectarte con nuevas personas y, a medida que lo haces, tu red comienza a crecer de una forma que nunca hubieras imaginado. Al vivir la diversidad de cultura que tenía a mi alrededor simplemente la apreciaba, me acercaba a esas personas que tenían algo especial que ofrecerme y me podían enriquecer con sus experiencias. A medida que iba conociendo a la gente era mucho más fácil relacionarse con cualquier persona sin importar su nacionalidad. Al principio del viaje sentía que los estudiantes tendían a buscar amistades de su propia nacionalidad, es normal juntarte con tu misma cultura y tu mismo idioma, pero de eso no se trataba el viaje. La oportunidad de aprender ingles era cuando practicabas con estudiantes extranjeros. Mi habitación era individual y la única forma de hacer amigos era en clase. Se realizaban actividades extracurriculares donde podías seguir conociendo a más personas, durante el desayuno y el almuerzo se armaban grupos interculturales pero las amistades duraban por pocos periodos de tiempo ya que cada estudiante tenia una fecha especifica de llegada y de regreso a su país después del intercambio. Recuerdo que tuve que mudarme a otra habitación porque los estudiantes universitarios llegaban al nuevo periodo de clase y todos los estudiantes de EF se tenían que ubicar en los MODS. Al llegar me encontré con mi compañero de cuarto, un chico venezolano que se llamaba Pedro. Con el convivimos menos de 2 semanas porque tuvo que regresar a su país. No se si se puede conocer a una persona en 2 semanas pero por alguna razón coincidimos en la misma habitación y también en la misma clase (Intermediate class). Una vez más me quede solo en la habitación pero seguía conociendo a mis compañeros de clase.

Conoces a alguien por una razón EF Seattle

Conoces a alguien por una razón

La mayoría de estudiantes en EF Seattle eran asiáticos, principalmente de Japón aunque también podías encontrarte con gente de Taiwan, Tailandia, China, Corea e Indonesia. Habían pocos estudiantes Europeos ya sea de Rusia, España, Italia, Suiza y Francia. Los estudiantes latinoamericanos estaban entre la mayoría de Venezuela, Colombia, México y Ecuador. En cada clase no solo veías una cara desconocida sino escuchabas un nombre nuevo, conocías una nueva nacionalidad, un idioma diferente y un acento extraño. A veces hay personas que entran en nuestra vidas y no sabes porque llegaron en el momento perfecto. Pasó apenas 1 semana que Pedro regresó a su país y llegó mi nuevo compañero de cuarto, su nombre era Chun Kit Lai o como todos lo llamábamos Alex, un chico chino de Hong Kong que llegó para quedarse hasta el final de mi experiencia. Hay otras personas que iba conociendo en clase pero sin duda el es una de las personas que me ha brindado demasiado apoyo y amistad, y eso que nunca tuvimos ninguna clase juntos. Nos veíamos en el almuerzo o cuando íbamos al gimnasio, pero la amistad se fortaleció cuando comenzamos a compartir momentos divertidos donde nos podíamos conocer mutuamente y hacer estupideces que solo haces con alguien de confianza.

Mods EF Seattle

Vive el momento

Sabes cuando una persona se quedará por mucho tiempo y cuales son las que conoces solo en el intercambio. Es triste saber que conoces a alguien que apareció en tu vida en el momento indicado, y que esa persona no volverás a verla nunca más, ya sea porque vive en otro país o porque solo fue ese momento que tuviste la oportunidad de conocerla por razones de la vida. Si alguna vez tienes la oportunidad de hacer amigos extranjeros te invito a que conserves esa amistad para siempre porque son ellos los que te brindan experiencias positivas en todo momento.

A veces también hay personas que entran en nuestras vidas y el resultado es una experiencia negativa, pero creo que incluso esas personas estuvieron en nuestras vidas por una razón, y cuando miramos hacia atrás a menudo podemos ver que fue así. Conocer a esas personas que nos llevaron a aprender algunas de las mejores lecciones de la vida. Aprovecha cada oportunidad para conocer gente nueva y buscar las razones por las que podría haber sido llevado a la vida de los demás.

Quizás seas tú quien debe cambiar su vida, o quizás sean ellos los que cambiarán la tuya … De cualquier manera, vale la pena tomarse el tiempo para averiguarlo.

Seattle Pike Place

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.